Teléfono: 935 305 844
default logo


¿Qué complicaciones podremos tener si no somos constantes en nuestras revisiones o en la higiene diaria?

Los problemas más importantes que puede tener un paciente portador de implantes dentales, pueden ser:

Mucositis: se produce cuando los tejidos blandos alrededor del implante se inflaman y sangran, normalmente no existe dolor, tan solo ligeras molestias, o solamente sangrado al cepillado. Con tratamiento es reversible.

•Periimplantitis: Es el siguiente paso a la mucositis, ya tenemos una destrucción de hueso alrededor del implante. Es más difícil de tratar. No es reversible, pero con tratamiento podemos frenar el avance. El tratamiento puede requerir desde antibióticos y un acceso a la lesión para limpiar la zona hasta la colocación de hueso artificial para regenerar la lesión. Cuando el proceso está muy avanzado podemos perder el implante.

•Aflojamiento del tornillo: esta complicación es muy fácil de solucionar si la tratamos a tiempo. Simplemente, tendremos que volver a apretar el tornillo aflojado, pero si se alarga en el tiempo, podemos estar forzando mecánicamente en exceso los otros implantes produciendo problemas diversos y de mayor envergadura.

•Rotura de tornillos: normalmente de podrá retirar el tornillo fracturado y se podrá cambiar por otro nuevo.

El mayor problema que nos encontramos es que estas complicaciones normalmente no producen apenas síntomas, ni dolor, ni inflamación observable por el paciente.

Además, si somos fumadores, apenas sangrará, por eso consideramos que los mantenimientos en clínica son imprescindibles para la supervivencia a largo plazo de los implantes, puesto que en esas citas es donde podremos diagnósticar con seguridad si hay algún problema y cómo lo solucionaremos.