Teléfono: 935 305 844
default logo


Ortodoncia y salud dental

Las ventajas de corregir la colocación de la piezas dentales no se limitan simplemente a una mejora estética, ya que inciden sobre la salud de la persona. Pero no son los únicos beneficios: la vertiente psicológica completa un conjunto de ventajas que desembocan en una mejora de la calidad de vida de la persona.

La salud bucal es una de las grandes beneficiadas por el uso de una ortodoncia. La maloclusión o la malposición dentaria no solo afectan a la boca en sí, aunque sean las responsables de muchos de sus problemas, como la formación de caries y la aparición de la enfermedad periodontal. De no usar una ortodoncia, la persona vería mermada la salud en esta parte del cuerpo y, como consecuencia, su calidad de vida.

Una salud que, por otra parte, no solo se limita a la boca, sino que se extiende al resto de órganos ligados a ella. El aparato digestivo es uno de ellos: si los dientes no permiten una correcta masticación tampoco se producirá una deglución óptima. Si los alimentos ya no comienzan a ser tratados como debe ser al inicio de su tránsito por el cuerpo, el proceso de la digestión no finaliza bien y este deterioro también lo acusará el estado de salud general.

Otra de las mejoras de la calidad de vida de las personas que usan ortodoncia tiene que ver con el aparato fonador. La cavidad bucal es uno de los principales espacios para la formación de sonidos: simplemente debemos recordar cómo afecta a los niños pequeños el cambio de dientes de leche, cuando les falta alguna pieza, para observar que cualquier cambio en la dentadura afecta a su fonación.

Nuestra imagen

La baja autoestima, la necesidad de ocultar la dentadura al reírse, el miedo a que la gente se fije en su dentadura o una malformación en el equilibrio morfológico y funcional de la boca condicionan el estado psicológico de la persona que necesita una ortodoncia. Afecta claramente a las relaciones sociales con su entorno e incluso a la aceptación de su propia imagen. Una vez acaba el proceso que implica llevar ortodoncia, la persona mejora, si no instantáneamente, en un breve periodo de tiempo, recuperando esa autoestima y seguridad que le faltaban antes.

Las nuevas técnicas y materiales utilizados en la actualidad, como aquellas que “esconden” a la vista de los demás el tratamiento ortodóntico, pueden ayudar a la persona a ganar seguridad y confianza durante el tiempo que lo use, aunque a pesar de que se “vea” más o menos, cada vez está mejor aceptado el hecho de usar ortodoncia, por lo que afecta de manera similar, aunque con sus propias particularidades, a niños y adultos.

Otro de los puntos que inciden favorablemente en una calidad de vida óptima para el paciente se sostiene en la información que recibe de su especialista, destinada a atenuar y evitar las posibles molestias que puedan aparecer durante el tratamiento. La inflamación gingival, la caries, la desmineralización, el mal aliento, las ulceraciones y el dolor son las molestias referidas con más frecuencia. Minimizar este conjunto de complicaciones durante el tratamiento de ortodoncia adquiere especial relevancia. Por ello, es recomendable que todos los pacientes sean instruidos con pautas adecuadas de higiene oral.

En i3dental destacamos dos: el uso de cepillos dentales con perfil de los filamentos en forma de V, junto con una pasta dentífrica y un colutorio específicos para portadores de ortodoncia; y el uso de una cera blanda que se coloca sobre los aparatos fijos para prevenir la aparición de aftas y, en el caso de los aparatos removibles, el uso de comprimidos limpiadores efervescentes que eliminen los restos de alimentos y placa bacteriana (biofilm oral) adheridos al aparato.